La Ford gestiona comunicar por vía férrea a este puerto con la zona industrial del centro del país.

Reconoce que Tuxpan tiene grandes capacidades tecnológicas y de infraestructura.
Desde la época de Benito Juárez se proyecta conectar este puerto por ferrocarril.

Por Ramón Rodríguez Rangel

No obstante, las ventajas competitivas que tiene el puerto de Tuxpan por su conectividad por la autopista México-Tuxpan con el altiplano central, que coloca a este lugar a solo 2 horas 30 minutos de la capital nacional, Rafael López, Director de Planificación de Materiales y Logística de la Ford en México, le apuesta a conectar a Tuxpan por ferrocarril con la zona industrial del centro del país, para cuyo fin anunció que su compañía automotriz hará las gestiones necesarias.

Lo anterior lo declaró el alto directivo de la Ford Motor Company en México, al ser entrevistado después de su participación en el México Trade Forum, organizado por The Journal of Commerce, donde destacó que es urgente una mayor sincronización de la capacidad para la atención logística entre los puertos, ferrocarriles y estacionamientos.

Explicó que un reflejo de la carencia de conexión férrea, lo es el puerto de Tuxpan, motivo por el cual su empresa tiene poco movimiento, no obstante que “Tuxpan tiene grandes capacidades tecnológicas y de infraestructura”, además de su privilegiada ubicación.

Conectar a Tuxpan por ferrocarril es un viejo proyecto que viene desde la época del presidente Benito Juárez;  Daniel Cosio Villegas escribió que en 1868 el periódico francés Le Trait d’Union anunciaba que a bordo del buque de vapor Georgia venía de Europa el empresario portugués Manuel da Cunha Reís cargado de materiales y un capital de 25 millones de pesos para las obras del ferrocarril de México-Tuxpan, de acuerdo a la concesión que a la compañía de Ferrocarriles de Tuxpan otorgó con puño y letra el presidente Benito Juárez a Abdon Morales Montenegro y a este empresario portugués.

La concesión fue para la construcción de un camino de fierro que partiendo del norte de la ciudad de México pasare por Tlalnepantla, Cuautitlán, Zumpango, Tizayuca, Tulancingo, Huachinango, Xico y terminare en un punto navegable del rio Tuxpan. Sin embargo, el congreso mexicano revocó más tarde la autorización quedando archivado el proyecto.

A pesar de la falta de conexión férrea, el puerto de Tuxpan por su cercanía con la principal zona industrial del valle de México y la zona del bajío, es una de las grandes alternativas portuarias del país, esto lo confirma el hecho de que Mazda, Fiat-Chrysler y Audi han fortalecido sus operaciones por este puerto y empresas internacionales como el gigante naviero Hapag-Lloyd, que inicia este mes su operación comercial por Tuxpan Port Terminal, manifiestan su confianza y la alta rentabilidad de un puerto, que no obstante que hace más de 150 años fue declarado oficialmente autorizado para el comercio de altura, apenas empieza a escribir su historia.

Share: