El Cañagate y el bufón Duarte

Por Claudia Guerrero Martínez/Entre lo utópico y lo verdadero


Utilizar un evento masivo… A sabiendas que asistirían dos Senadores priístas críticos a su fallida administración estatal… Valiéndole “gorro” y echarle a perder la importancia del evento, en la toma de protesta de Juan Carlos Molina Palacios, no tiene precio…Pensar hacerse el chistoso, como un Gobernador bromista, que al final, la mofa se convirtió en reclamo, ofensa y retando a Pepe y Héctor Yunes, para ver “qué chimuelo masca más fierro”… Es parte de la decepcionante actuación de un chamaco berrinchudo llamado Javier Duarte de Ochoa, quien por desgracia, es Gobernador de Veracruz… Y sus vísceras están conectadas con el cerebro de forma directa y el soberbio Javi Du, tiró por la borda, la poca relación con los Yunes rojos… Todo un circo orquestado por Duarte, quien su figura de Gobernador de Veracruz y su investidura, quedaron en entredicho y además, como peleador callejero y mitotero de lavadero…

La CNC y sus seguidores observaron a un envalentonado Javier Duarte y el nuevo Presidente de la Liga de Comunidades Agrarias de Veracruz, Juan Carlos Molina, compadre, aliado y amigo cercano a Héctor Yunes Landa, observaba cómo su evento se limita a ser tribuna de los arranques iracundos de un Gobernador trastornado… Y luego, entregar la caña de pescar al Senador oriundo de Soledad de Doblado, para que agarre a sus peces gordos, de forma retadora, con actitud valiente motivado por la risa de sus incondicionales, quienes por la paga y el puesto, aceptan ver espectáculos denigrantes de un gobernante enloquecido… Desatado… Incongruente con su hacer y decir… Y es que Javier Duarte está desesperado, por los constantes ataques a su persona y a su fallida administración… Se sabe que sus nervios no están bien… Que ha llevado terapias para controlar su ira y además, sus arranques desesperados por controlar todo, sin poder abarcar nada… Un chamaco berrinchudo, quien no supera sus traumas, por no ser aceptado en las cúpulas políticas y su insignia en la frente, bautizada por el propio Fidel Herrera es “El reapendejado”…

Y muchos critican a Héctor Yunes por sonreír y tomar la caña de pescar en sus manos, frente a todos… Y no botársela en los pies a Duarte y verse igual o más iracundo que el Gobernador de Veracruz… Ni tampoco contestarle como se merece, hasta llegar a un enfrentamiento a golpes, igual o peor, como el que se dio entre Javier Duarte de Ochoa y Silvio Lagos Galindo, cuando los dos eran diputados federales… Este último, declarado no grato en Veracruz, después de ese incidente en el Congreso de la Unión…

Nadie puede negar la experiencia que tiene Héctor Yunes en la política… Y muchas veces, no es tolerante a ataques y críticas sin sustento… Pero esta vez, creemos haber actuado correctamente, pues la figura del Gobernador de Veracruz, aun cuando esté frente a un guiñapo, no deja de ser el Mandatario Estatal… Y aun cuando éste, le pierda el respeto a un Senador de Veracruz… Increíble, pues los dos están en la misma jerarquía política e importancia… Recordemos el caso de Andrés Manuel López Obrador, cuando nombraba “Chachalaca” a Vicente Fox y esto no gustó a la ciudadanía, pues aun cuando el ese entonces Presidente de México fuese un perfecto idiota, la figura de Mandatario Federal era respetada por los mexicanos… Al final, AMLO perdió la Presidencia…Contrario ahora, con Enrique Peña Nieto, a quien en su mayoría, en el colectivo nacional, lo colocan como un tonto y corrupto…

Y hablando de tontos, Duarte de Ochoa actuó mal y de malas… Su desesperación por el colapso financiero lo ha llevado a perder la cabeza… Y pelearse con Héctor y José Francisco Yunes , quienes tienen las relaciones y puestos para apoyar y sacar adelante al Estado… Pero no colaborarían a hundir más ésta entidad federativa, como pretende hacerlo Duarte de Ochoa, con sus ocurrentes peticiones de endeudar más a Veracruz…

Por lo pronto, Héctor Yunes le regresó la caña de pescar a Casa Veracruz y mandó a los medios de comunicación su postura firme y con cañonazos teledirigidos a Palacio de Gobierno… Por su parte, Pepe Yunes se solidariza y también, manda torpedos a la administración de Duarte, para advertir que para aumentar impuestos, se deberá primero transparentar y rendir cuentas a los veracruzanos… Algo que Duarte niega y reniega hacerlo…

Y para rematar, llama “peces gordos” a los Yunes del Estero, Miguel Ángel Yunes Linares y Miguel Ángel Yunes Márquez, este último Alcalde de Boca del Río, quien acusó a Duarte de realizar una persecución política en su contra… Y le manda un comunicado, el cual, deja en claro no permitirán que un loco Gobernador lo acose o persiga: “Se gobierna con el capricho, por coraje, por venganza, por ambición de dinero. No se gobierna con el cerebro, sino con el estómago. La ley que impera es la que dictan las ocurrencias, no la que aprueban los legisladores. Hoy van contra mí, quieren doblarme, pero que quede claro: No me van a doblegar: Más claro aún: No nos van a doblegar”… Y aquí inicia la unificación de los Yunes rojos y azules en contra de Javier Duarte…

Las repercusiones de los berrinches de Javier Duarte, serán a corto plazo… En los próximos días, el Gobernador de Veracruz tendrá castigos por su actitud soberbia e impulsiva y sus aliados en la Cámara Alta, harán valer sus influencias en contra de quien dice gobernar a Veracruz… El Proceso Electoral próximo a iniciar y los tiempos se adelantarán para la elección a candidatos, gracias al ambiente hostil que se está dando entre la administración duartista y los Yunes… Un choque de trenes, por los intereses políticos, en los cuales, los veracruzanos empiezan a decepcionarse…

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com

Twitter: @cguerreromtz

This entry was posted in noticias. Bookmark the permalink.

Comments

Comments are closed.