Que Karime declare en mi contra: Duarte

Por Alejandro Aguirre Guerrero/El Universal

Ya decidieron ir por Karime Macías. Así es. El acuerdo que buscaba Javier Duarte para proteger a su esposa a cambio de información sobre un presidenciable expiró por tres razones: el testimonio que dará Moisés Mansur al ser detenido, el enorme clamor ciudadano para investigarla, y finalmente, la declaración de Miguel Ángel Yunes Linares.

De acuerdo a unas tarjetas informativas que me fueron mostradas en la oficina de un alto mando federal, la PGR sólo espera la detención de Moisés Mansur, quien continúa prófugo en Canadá, (pero ya ubicado por las autoridades de ese país), para proceder contra la ex primera dama de Veracruz.

Se prevé que las palabras de Mansur señalen e incriminen más que las de José Janeiro a Karime Macías. Según se me informó, a la esposa de Duarte se le investiga, cuando menos, por defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito, y el más grave de todos, delincuencia organizada.

Sin embargo, también se me puntualizó que aún no se tienen las pruebas suficientes para solicitar orden de aprehensión contra Macías, de hecho, la declaración del entrañable amigo de Javier Duarte, Moisés Mansur, sería, a decir de mis fuentes, la “puntilla” sobre la oriunda de Coatzacoalcos.

Ahora bien, se me afirma que al enterarse Javier Duarte de las pruebas proporcionadas por Miguel Yunes, y la inminente captura de Mansur, pidió buscar a los “negociadores” para intentar mitigar, de nueva cuenta, la ofensiva contra su esposa. Ya no hubo eco del otro lado, los “acuerdos”, si alguna vez fueron posibles, ahora sí dejaron de serlo.

La preocupación de Duarte radica en que con los testimonios de Janeiro, Mansur y Yunes, aunados a los ofrecidos por el otro testigo de la PGR, Alfonso Ortega, la autoridad pueda sustentar el probable delito de delincuencia organizada sobre Karime Macías, y entonces proceda una orden de aprehensión.

Me confían que ante la inminente declaración de Mansur, así como el tema de la presunta casa del matrimonio Duarte adquirida en Texas, cuando el ex gobernador aún era Subsecretario de Finanzas, sustentada por las aportaciones de Yunes Linares, el inquilino del Reclusorio Norte ha propuesto incluso que Karime Macías declare en su contra, se convierta en testigo, y de esa manera, intentar desmarcarla, de alguna forma, de los delitos tipificados graves. Se antoja difícil.

La próxima audiencia de Javier Duarte es en enero del 2018. Si a la PGR le sale todo como lo ha planeado, para ese entonces, ya habría declarado Moisés Mansur, y por ende, podrían tener “en la hoguera” a Karime Macías. Lo veremos. En temas de justicia, no hay bocado seguro hasta que está masticado.

[email protected]
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

This entry was posted in noticias. Bookmark the permalink.

Comments

Comments are closed.