Con olor a azufre…

Por Maryjose Gamboa/Al aire…

Con olor a azufre…

La tarde ayer, dos mujeres vestidas con chaleco azul, llegaron a la casa de mis padres (adultos mayores ya) para “hacerles unas preguntas”… Una de ellas permaneció en la camioneta al frente del volante,  mientras que la otra insistía en hablar con ellos asegurando que pertenecía al periódico “El Universal”, y a pesar que cerraron la puerta, ambas mujeres permanecieron en la camioneta blanca en la que iban, estacionada exactamente afuera de la casa durante casi tres horas.

¿Quiénes eran? No creo que reporteras o corresponsales del diario, a menos que hayan cambiado a los dos corresponsales (hombres ambos) de este medio en Veracruz y nadie se haya enterado. ¿Qué hacían? Me queda claro que una “encuesta” NO, de ser así no se quedan tres horas estacionadas en el mismo lugar y en la misma cuadra de no más de 10 casas habitadas. ¿Por qué permanecieron tantas horas en el mismo sitio las presuntas trabajadoras de este medio? No lo sé con exactitud pero probablemente me esperaban. ¿Para qué? Pues no creo que para entrevistarme.

Cuando se intensificó -como describe el Maestro Velázquez a los ataques sistemáticos- el “rafagueo” mediático en mi contra, cuando desde  el penal de “pacho viejo” -nuevo hogar de varios ex funcionarios Duartistas- se empezaron a ver ciertas señales, cuando el ex Fiscal Luis Ángel Bravo comentó a una persona sobre mi insistencia en que TIENE que responder por TODAS y CADA UNA de las acciones u omisiones cometidas, cuando personajes oscuros y miserables comenzaron a moverse desde el lugar al que pertenecen -las alcantarillas de cualquier ciudad-, cuando un periodista serio me advirtió que no necesariamente una campaña de lodo está enfocada solo en tratar de desacreditarte (menos cuando es tan burda), sino también en ir creando un escenario que te ponga en el mayor riesgo posible, pues no necesitas ser un genio para intuir de lo que se trata.
Y si lo comento en este espacio, es simplemente para que quede, independientemente de las denuncias interpuestas ante las autoridades correspondientes, el testimonio de cómo las mismas manos negras de siempre, aún siguen ejerciendo el control de algunas células criminales disfrazadas de políticos, o de delincuentes comunes.  Mi integridad no es más importante que la de cualquier otro veracruzano,  y mi encomienda actual me obliga a pensar primero en la vida de los que depositaron su confianza en nosotros que en la propia, y siendo así, entonces habrá que insistir en que se llegue hasta cada una de las mentes monstruosas, perversas, canallas, infames y cobardes,  que siguen libres y que son los que sumieron a Veracruz en la peor crisis financiera y social.

La integridad de las madres y padres que conforman los Colectivos de Búsqueda de Familiares Desaparecidos, de activistas sociales, de periodistas que desde hace años investigan y publican sobre redes de corrupción profundamente arraigadas, de jovencitas cuyas características físicas las ponen en la mira de redes de trata, así como la del resto de las y los ciudadanos, debe ser la principal prioridad de este gobierno, porque aunque es cierto que la labor es titánica, también lo es que no es opcional cumplirla a cabalidad.

Y hablando de…

Increíble que a pesar de las circunstancias actuales, de los claros desvíos de recursos públicos durante el sexenio de Javier Duarte, de las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado en contra de personajes como Tarek Abdalá o Alberto Silva, el congreso federal insista en protegerlos con el manto divino de “san fuero”… Al primero, de los más cercanos a Karime Macías, lo siguen cubriendo desde las altas esferas del priismo nacional, al segundo también aunque de un modo más disimulado. NO tienen argumento alguno, por más que los inventen, para quitarles esta figura legaloide de la que NADIE debería gozar. Desaforar NO es dictar sentencia, eso le corresponde a un juez, es simplemente permitir que enfrenten un proceso sin “cobija”, como lo hacen millones de ciudadanos ante señalamientos justos o injustos.

No recuerdo cuántas veces declaró el padre de todas las desgracias, Fidel Herrera, aquella frase “el que nada debe nada teme”,  pero me queda claro que ni él se la cree… ¿O por qué no acude a los citatorios? ¿Por qué los ahora implacables “críticos” priistas no permiten que lleguen ante un juez todos los funcionarios o ex funcionarios fieles y prósperos? No nada más se trata del saqueo a las arcas del estado, sino de la posible vinculación de estos sujetos, ELLOS SÍ, con células criminales, células que los mismos priistas  AHORA exigen sean detenidas de inmediato, pero sin tocar ni con el pétalo de una duda a SUS “DISTINGUIDOS” MILITANTES (algunos diputados federales y locales)  aun sabiendo que probablemente sean estos los que sepan mejor que nadie quienes son y donde están.

Y mire, para muestra de hasta dónde llega el doble discurso, ahí tiene ese tan desgastado de los Senadores veracruzanos del PRI, que mientras aquí exigen que se transparente cada peso ejercido a través de programas destinados a la población más vulnerable de la entidad, allá, en la Ciudad de México, en el Senado de la república, NADA HAN DICHO sobre el saqueo brutal que se ha realizado  desde la Dirección General de Productividad y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación… Hecho denunciado en tribuna el jueves pasado, por la Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, la Diputada María Elisa Manterola Sainz:

“Pongo a su consideración el presente anteproyecto de punto de acuerdo en el que se exhorta a la Cámara de Diputados y al Congreso de la Unión, para que sean más precisos en la vigilancia de los recursos que administra la SAGARPA y que no exista opacidad en su aplicación. Detallo algunas observaciones de la Auditoría Superior de la Federación y que dada la gran cantidad de trapacerías perpetuadas y realizadas por servidores públicos deshonestos, me sería imposible por el tiempo que tengo en tribuna dar lectura a todas, puntualizaré lo más palpable de la corrupción. Ya serán en su momento las instancias correspondientes que tendrán que aplicar con rigor la ley.  La Auditoría Federal de la Federación, descubrió una cadena de corrupción al revisar la cuenta pública del ejercicio 2015 como: Falta de transparencia en la integración de la información financiera, así como apoyos otorgados que jamás fueron supervisados. Alteración de la documentación relacionada con las solicitudes, es decir existe una probable falsificación de documentos y firmas. Entrega de apoyos a nombre de beneficiarios que no recibieron ningún recurso. Facturas canceladas que no cuentan con registro de SAT, así como pagos no comprobados. Proyectos pagados en su totalidad que no se encuentran concluidos ni en funcionamiento. Pagos realizados a supuestos beneficiarios que fallecieron antes de abrirse las ventanillas de gestión. Dinero público entregado a cafetaleros que no lo eran, al igual que a productores de maíz y frijol”.

La Diputada María Elisa Manterola Sainz,  denunció que sólo de la revisión de un SOLO PROGRAMA y UNA SOLA dirección de SAGARPA, se detectaron más de 1 MIL 600 MILLONES DE PESOS desviados, lo cual explica la grave situación que enfrentan quienes verdaderamente viven del campo. Al término de su intervención, la también Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local exigió:
“Que se  haga extensivo este exhorto y que  llegue a los Diputados veracruzanos, a los Senadores que hoy tristemente andan levantando la voz, pero que durante seis años fueron cómplices de todo esto que sucedió y no nada más aquí en Veracruz”.  AMÉN.

This entry was posted in noticias. Bookmark the permalink.

Comments

Comments are closed.