Un año después…

Por Maryjose Gamboa/Al aire…

Un año después…

A partir de mañana inicia una semana crucial para las y los veracruzanos… Tres temas prioritarios ocuparán la agenda legislativa del estado: El primer informe de resultados del Gobernador Miguel Ángel Yunes, el presupuesto de egresos para el 2018, y las comparecencias de cada uno de los Secretarios que conforman el gabinete. Los tres deberán ser analizados y discutidos con la mayor seriedad y responsabilidad, y no sólo porque de ello depende el futuro inmediato de casi 8 millones de personas que habitan en la entidad, sino también porque a partir de dicho informe, tendremos la oportunidad de conocer a detalle exactamente el estado en el que Javier Duarte y sus compinches dejaron cada una de las dependencias, además claro,  la obligación de exigir que cada uno de los que saquearon las arcas estatales responda por sus actos.

El 1 de diciembre del 2016, en medio del caos que implicó recibir una administración cuyo titular estaba en calidad de prófugo de la justicia, el propio Gobernador dijo al asumir el cargo que, la verdadera situación financiera de Veracruz, era mucho, muchísimo más grave de lo que todos nos podíamos imaginar pero pocos dimensionar, ya que las cifras REALES fueron manipuladas, ocultadas, y tergiversadas a través mecanismos que iban desde los más sencillos de descifrar como la llamada “licuadora”, hasta los más complejos por el andamiaje “legal”  con el que fueron disimulados desde el 2007 diversos desvíos con las llamadas empresas fantasma, mismas que quedarían al descubierto casi DIEZ AÑOS después.

Sobre la famosa “licuadora”,  el primer modus operandi utilizado por la “banda del palacio”, la célula criminal más corrupta, sanguinaria, y peligrosa de todas las que han existido en Veracruz -encabezada primero por Fidel Herrera y luego por el hoy preso en el Reclusorio Norte Javier Duarte- la propia Auditoría Superior de la Federación confirmó que por medio de este mecanismo, el “gobierno” de Duarte desvió los fondos federales etiquetados para obras y acciones ESPECÍFICAS por un monto que asciende a 75 MIL MILLONES DE PESOS… Es decir, prácticamente TODO EL DINERO destinado a la población más vulnerable y las obras más urgentes en SEIS AÑOS.

Ahora respecto a las empresas fantasmas -mecanismo a través del cual se desviaron el resto de los recursos-  estas fueron pieza clave para que la PGR no tuviera más remedio que vincular a proceso a Javier Duarte y a varios más de sus socios. Dos investigaciones paralelas lograron dejar al descubierto el que parecía un disfraz perfecto para robarle hasta el último peso a los veracruzanos; la investigación realizada por el reportero del portal informativo independiente animalpolitico.com Arturo Ángel, y la segunda la que llevó a cabo el propio Miguel Ángel Yunes rastreando cuentas y propiedades adquiridas a nombre de familiares y amigos de los Duarte-Macías.

Gracias a la impecable investigación que realizó Arturo Ángel durante CATORCE MESES, se pudo conocer la palabra escondida en el gigantesco rompecabezas conformado por las “empresas fantasma”: CORRUPCIÓN… El reportero  explicó a NOTIVER la manera en la que estas funcionaban:

“Duarte decide que se quiere quedar con dinero público no literal, pero evidentemente para que tu gastes el dinero público tiene que haber una justificación, entonces como hace unos años dejaron de existir las facturas de papel y ya todo se hizo a través de facturación electrónica, en lugar de conseguir o comprar las facturas de antes,  tuvieron que recurrir a despachos que seguramente en colusión con estos políticos corruptos se dedicaron a crear empresas de papel… Es decir una empresa que si pueda emitir una factura real para proporcionársela  a un gobierno, pero que evidentemente lo que se pone en esa factura es FALSO”.

Ambos mecanismos deben ser mencionados, entendidos, y recordados, porque gracias a ellos, y desde luego al siempre “distraído” gobierno federal que dice no haberse dado cuenta de nada, al menos no del mega robo cometido desde las empresas fantasma -cosa que no sé quién pueda creerles-  Veracruz llegó al estado de emergencia financiera que puso en jaque durante el primer mes de administración al nuevo gobierno, al no contar con el dinero necesario ni para cubrir la nómina de quienes conforman la administración estatal. El déficit era de más de 20 MIL MILLONES DE PESOS, mismo que un año después se ha logrado reducir a 6 mil millones… Y aunque desde luego sigue siendo un mundo de dinero, ahí está el compromiso que en este segundo y último año, el gobierno cerrará con equilibrio presupuestal.

En cuanto al tema del Presupuesto de Egresos 2018, entregado por el Secretario de Finanzas y Planeación Guillermo Moreno Chazzarini (quien sustituyó en el cargo a Clementina Guerrero, lo cual sin duda fue un gran acierto) al Congreso del Estado el viernes pasado, este sería si se aprueba, el más alto en la historia de Veracruz sin que se incrementen impuestos o contrate más deuda; 113 MIL 654 MILLONES DE PESOS, 11.4% más del que se ejerció durante este año,  y el cual dicho sea de paso, los primeros meses prácticamente se ocupaba para pagar los intereses de los 27 créditos solicitados por Duarte y aprobados por el congreso anterior.

Los rubros a los que más recursos se le están destinando son: Seguridad Pública 4 mil 853 millones de pesos, es decir 681 millones de pesos más. Sector Salud 12 mil 287 millones de pesos,  888 millones de pesos más para sostener la operación eficiente de hospitales, clínicas, y para comprar medicamentos. Secretaría de Educación  42 mil millones de pesos.  Obra Pública 2 mil 103 millones de pesos de fondos estatales, lo que representa 50% más de lo que se destinaba en años anteriores. Universidad Veracruzana 2 mil 675 millones de pesos,  534 millones más de lo autorizado en el Presupuesto de este 2017.  Instituto de Pensiones del Estado, con el MAYOR INCREMENTO PRESUPUESTAL en su historia, 200% más, lo que en número representa 2 mil 261 millones de pesos. Y finalmente los municipios, que el próximo año recibirían en total 21 mil 451 millones de pesos.

Ahora es cuando…

Por último y respecto a las comparecencias de los encargados de despacho, se contempla que estas inicien el 17 de noviembre, dos días después que el Gobernador entregue su informe en el Congreso. Informe que por cierto, el mismo solicitaría sea desmenuzado a través de una comparecencia en la que  todas y todos los diputados le puedan hacer las preguntas que consideren, hecho que además de sentar un precedente serviría para aclarar la sarta de LOCURAS que declaran algunos compañeros todos los días.

Ahora es cuándo los quiero ver con documentos en mano y diciéndole de FRENTE al Gobernador  TODO lo que hasta hoy se han dedicado a replicar sin tener ni la más remota idea de qué demonios hablan.  AMÉN.

This entry was posted in noticias. Bookmark the permalink.

Comments

Comments are closed.