Acciones de prevención de coronavirus son similares a las de la influenza

Los síntomas y atención del coronavirus son similares a los de la influenza, aseguró el doctor Carlos Federico Arias Ortiz, especialista en virus
López-Doriga Digital

Tras el supuesto caso de coronavirus detectado en Tamaulipas, el Gobierno de México ha puesto en marcha protocolos para la atención y detección de este nuevo virus originado en China.

Al respecto de qué es y cómo enfrentar esta nueva pandemia, el doctor Carlos Federico Arias Ortiz, investigador del Instituto de Biotecnología de la UNAM, conversó en el espacio de Radio Fórmula de Joaquín López-Dóriga.

 
Se trata de un virus que ya existía en animales, en algún animal que no se ha identificado pero que, por alguna mutación que tuvo, adquirió la capacidad de multiplicarse y de transmitirse a los humanos. No es un virus nuevo estrictamente pero sí es nuevo para la población mexicana”.
 
“Como la mayoría de las infecciones virales no tiene cura, no hay medicamentos o son muy limitados, no hay tratamiento específico ni tampoco vacunas todavía”.

Arias Ortiz informó cuáles son los síntomas de este nuevo virus.

Los síntomas iniciales son una infección respiratoria aguda con tos, fiebre, malestar general el cual se puede, en algunos casos, complicar, provocar complicaciones respiratorias y llegar a cuadros más serios de neumonía”.
“En realidad todas la infecciones virales respiratorias es difícil separarlas o identificarlas en función de su sintomatología, son síntomas generales como escurrimiento de nariz, dolor de garganta y tos que empiezan en las vías respiratorias altas pero si proceden a las vías inferiores del tracto respiratorio como la tráquea, los alveolos, eso se puede ir complicando”.
“Acerca de este virus no tenemos mucha información pero, seguramente, ha infectado a muchísima más gente de la que ha sido reportada como grave, que ha sido hospitalizada por neumonía y que, en unos siete días ha sido dada de alta”.

A nivel nacional, el especialista informó que ya se tomaron las medidas necesarias para el tratamiento.

A nivel nacional se está haciendo lo que debe de hacerse por la parte de la Secretaría de Salud y los Institutos Nacionales de Salud estableciendo medidas de prevención, de preparación y con métodos diagnósticos que ya tiene el Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica”.
“También se revisan los protocolos de urgencia y atención hospitalaria así como las condiciones de aislamiento de personas que pudieran aparecer en México con esta enfermedad”.
“A la Academia le corresponde tratar de identificar las particularidades de los virus que lleguen a México que pueden tener cambios con respecto a los que se dan en otros países así como observar cómo se mueve en la República Mexicana para tener una claridad acerca de la frecuencia de infección del virus, que todavía no se conoce”.

El doctor aseguró que los métodos de prevención son similares a los de la influenza y recordó que es importante prevenir la propagación del virus.

Debido a que es una enfermedad respiratoria, los métodos de prevención son similares a la influenza a nivel personal esto se transmite a través de la tos de un enfermo, de un estornudo, por aerosoles o pequeñas gotas de saliva, a través de saludos de mano con una persona contagiada, objetos contaminados”.
“Las recomendaciones son lavarse las manos de manera frecuente con agua y jabón, evitar lugares concurridos, en la medida de lo posible no entrar en contacto con personas enfermas, no llevarse a la cara las manos tocándose boca, ojos o nariz”.

Acerca del caso de México, el especialista en virus explicó que se trata de un problema que si bien se debe mantener monitoreado, todavía hay que observar su comportamiento.

La ventaja es que ahora ya no nos tocó que iniciara el problema en México donde tuvieron que tomarse medidas drásticas porque no era muy claro cuál era la gravedad de la infección por virus”.
“En México tenemos la oportunidad de ver a lo lejos cómo se desarrolla y cuáles son las características, los signos de qué tan contagioso es, qué tanto se mantiene la transmisión de humano a humano que son elementos muy importantes para poder evaluar cuál es le riesgo para ese virus para provocar grandes pandemias y cómo prepararse para ello”.

Pese a que aseguró que en México hay un buen trabajo en diagnóstico en materia de contagios virales, todavía hay un campo amplio de estudio.

Esto es cíclico, depende de qué virus hablemos porque tienen comportamientos muy diferentes. Yo no me arriesgaría a decir que las infecciones por virus han aumentado de manera general pero lo que sí diría es que son un problema muy serio y donde el diagnóstico de las afectaciones virales es muy limitado en el país, es decir en las enfermedades respiratorias, el 60 por ciento de los casos se descubre el patógeno que causó la enfermedad pero el otro 40 por ciento no se sabe y ese es el campo de desarrollo importante que hay que tener en el país, el del diagnóstico viral”.

 

Share: