Por: Ricardo Alemán

 

Atrapados por el fanatismo ciego y sordo, muchos votantes de Morena se niegan a ver que diciembre de 2018 es el peor mes de la historia para el arranque de un gobierno –si, el peor arranque de un gobierno en la historia–, sea del PRI o sea del PAN.
Y es que el primer gobierno federal de Morena –el tercer partido en la alternancia presidencial mexicana, luego del PRI y el PAN–, arrancó el primer mes en medio del cáos, la tragedia, el mayor número de muertes violentas y, sobre todo, empezó “tocado” por el mayor Fobaproa; la deuda del NAIM no será deuda del gobierno de AMLO sino de todo los mexicanos.
Eso sin contar con el feo gasolinazo que pagarán los ciudadanos que menos tienen; usuarios del transporte público a quienes se aplicará un nuevo impuesto en medio de “la cuesta de enero” y del desempleo de casi un millón de empleados sector público y privado.
Además, los fanáticos de AMLO se niegan a ver, entender, escuchar y atender que ya lo persigue el abucheo. Y es que en Tabasco, tierra natal del Presidente, aparecieron gritos de “cobarde” y “criminal”, lo que hizo olvidar al Presidente el  “surito” y el “Jetta” de la austeridad valiente y reaparecieron los transportes blindados.
El Presidente debió viajar en potentes camionetas blindadas –como “La Bestia” de Trump–, para no escuchar los reclamos de “cobarde” y “criminal” que lanzaron sus paisanos ofendidos por el nepotismo.
Pero vale preguntar, ¿por qué diciembre de 2018 es un año peor –incluso–, que el arranque de la gestión de Ernesto Zedillo; peor que el “error de diciembre” y que la instauración del fobaproa? Van datos duros:
1.- Nunca en la historia –el primer mes de gobierno–, rebasó 2 mil muertes violentas.
2.- Nunca un gobierno presidencial arrancó con el despido de casi un millón de empleados; públicos y privados.
3.- Nunca un presidente huyó en el primer mes de gestión ante una tragedia como la de Puebla.
4.- Nunca un gobernador y un senador –esposos y severos críticos del Presidente–, murieron en una tragedia aérea en el primer mes de gobierno.
5.- Nunca un presidente endeudó a los mexicanos con 145 mil millones de dólares, el mayor Fobaproa de la historia.
6.- Nunca los secretarios de Comunicaciones y Turismo habían hecho el ridículo como lo hicieron con el NAIM los colaboradores de AMLO.
7.- Nunca un Presidente y sus secretarios de Estado habían dicho tal cantidad de estupideces, que los convirtió en la burla nacional.
8.- Nunca un Presidente arrancó tirando la mayor obra de América Latina, como el NAIM.
9.- Nunca un Presidente mexicano había dicho más de cien mentiras en sólo 30 días.
10.- Nunca un presidente llegó al poder sin haber trabajado en buena parte de su vida…
Le guste o no a los simpatizantes del nuevo Presidente, a los fanáticos del fallido gobierno de Andrés Manuel López Obrador, lo cierto es que nunca un gobierno mexicano había fracasado en el primer mes de gobierno.
Sólo falta preguntar: ¿qué debe pasar para que despierten 30 millones de mexicanos?
Share: