Marvel Comics cumple 80 años: cómo pasó el gigante del entretenimiento de estar cerca de la bancarrota a recaudar miles de millones de dólares

X-Men, 1991

Marvel logró recomponerse tras una crisis financiera por la que estuvo a punto de declararse en bancarrota.

Por Michael Baggs BBC Newsbeat

Para tener 80 años, se mantiene sana y fuerte: dispara rayos láser por los ojos, se aventura en el espacio o salva al mundo vistiendo un traje de metal.

Esta “pensionista” es la editorial Marvel Comics, que esta semana celebra su aniversario y que, a semejanza del Capitán América, que luchó en la Segunda Guerra Mundial, no envejece como nosotros.

Marvel publicó su primera revista de cómics en 1939 y actualmente es uno de los nombres más destacados en el mundo del entretenimiento.

Películas recientes como Captain Marvel (“Capitana Marvel”) y Avengers Endgame recaudaron más de US$1.000 millones cada una en las taquillas mundiales.

Lo que no está nada mal para una compañía que casi cayó en la bancarrota en los años 90.

¿Cómo logró recomponerse?

“Héroes con defectos”

En sus inicios, Marvel se llamaba Timely Comics y presentaba superhéroes como Submariner, un aventurero submarino que todavía es parte de las historietas, y la Antorcha Humana, una versión temprana del personaje que se convertiría en parte de “Los 4 Fantásticos”.

Pero fue en los años 60 cuando realmente empezó a despuntar.

“Para entonces, los superhéroes ya estaban presentes desde hacía un par de décadas”, le dijo al programa de la BBC Newsbeat Chris Murray, profesor de estudios de cómics en la Universidad de Dundee, Escocia.

“Batman, Superman y Wonder Woman ya existían y eran como la vieja guardia”.

Esos tres personajes son obra de DC Comics, una de las “dos grandes” editoriales y todavía la principal rival de Marvel, aunque hay muchas otras.

“Lo que Marvel hizo en los 60 fue crear una gama distinta de héroes, que se parecían más a las personas comunes. Eran héroes con defectos”.

“Personajes como Spider-Man (el Hombre Araña) o Hulk estaban impulsados por la culpa o la rabia”.

 
Spider-Man y HulkSpider-Man y Hulk son dos de las mayores estrellas de los superhéroes de Marvel.

Después de conseguir sus poderes arácnidos, Peter Parker elige no detener a un ladrón que, momentos después, mata al tío de Parker. Cuando Bruce Banner se convierte en Hulk es porque la ira lo desborda y no puede contener al furioso monstruo verde.

Pero los personajes e historias de Marvel intentaron hacer algo más que conectar con sus lectores. También reflejaron cambios sociales que estaban ocurriendo en Estados Unidos.

“Hubo énfasis en asuntos bastante importantes de la época, temas de justicia social y de combate a los prejuicios”, señala Murray.

“Personajes como los X-Men o Black Panther plantean cuestiones de prejuicios en una nación dividida”.

Los X-Men, odiados por unos poderes innatos sobre los que no tienen ningún control, se han visto como una metáfora de los prejuicios contra grupos minoritarios como la comunidad LGBTI.

 
Asombrosos X-MenLos X-Men se vieron como una metáfora de las minorías y fueron objeto de odio por sus poderes.

Se cree que Black Panther, el primer superhéroe negro en aparecer en un cómic comercial estadounidense, está inspirado en el movimiento por los Derechos Civiles que cobró fuerza en Estados Unidos en los años 60.

Fue presentado en un número de 1966 de “Los 4 Fantásticos”.

 
Los 4 Fantásticos y Black PantherBlack Panther apareció por primera vez en 1966 junto a “Los 4 Fantásticos”.

A lo largo de las décadas, Marvel Comics ha aspirado siempre a ser relevante. Una de sus portadas más famosas, publicada en 1941, muestra al Capitán América golpeando a Adolf Hitler en la cara.

 
Captain America golpea a HitlerLos cómics de Marvel reflejaban lo que sucedía en la sociedad, pero no se ajustaban a los acontecimientos históricos.

En los últimos años, introdujo personajes más diversos, como el primer Spider-Man negro (Miles Morales) y Ms. Marvel (Kamala Khan), la primera personaje musulmana que tiene su propio cómic.

Ms Marvel y El Spider-Man definitivoKamala Khan (izquierda) apareció por primera vez como Ms. Marvel en 2013. Miles Morales (derecha) se estrenó como Spider Man en 2011.

“Estos personajes más nuevos aportan una brizna de aire fresco al género de los superhéroes”, opina Murray.

“Han empezado a redefinir lo que significa ser un superhéroe en el siglo XXI, de forma parecida a como los héroes que presentó Marvel a inicios de los 60 se sintió como una brizna de aire fresco. Es como si desafiaran convenciones y estereotipos“.

También hay personajes como Hulkling y Wiccan, dos miembros de los Young Avengers (“Jóvenes Vengadores”) que tienen una relación homosexual, y una personaje de los X-Men, Dust, que es de Afganistán y lleva niqab.

Estos personajes diversos no han aparecido todavía en películas de Marvel, pero hay planes para llevar a Kamala Khan a la pequeña pantalla en su propia serie de televisión en la nueva plataforma de contenidos de Disney.

Y también está la Chica Ardilla, una estudiante de ciencias de computación de talla grande que tiene una cola, puede roer la madera y controla un ejército de roedores.

Doreen Green hizo su primera aparición en 1991, y con el tiempo recibió su propia serie: The Unbeatable Squirrel Girl (“La imbatible Chica Ardilla”) en 2014.

 
Número 47 de la serie "The Unbeatable Squirrel Girl,"Recientemente, Marvel anunció diez nuevas películas para este año y ocho nuevas series de televisión en producción para el servicio de streaming Disney+.

“De alguna manera, trabajar con Marvel fue mejor de lo que esperaba porque la Chica Ardilla era un libro extraño para el que nadie tenía muchas expectativas. No había muchas reglas”, señala Erica Henderson, que dibujó los primeros 37 números de “La imbatible Chica Ardilla”.

“Creo que a muchas personas les gustó ver un personaje que no parecía un superhéroe tradicional“.

“No fue intencionado crear un personaje que combatiera la opresión con el tamaño su cuerpo, fue literalmente la presentación de un personaje que es raro y no tiene aspecto de superheroína”.

Murray cree que los triunfos más grandes de Marvel siempre han llegado de personajes de este tipo, que son algo diferentes o “rebeldes“.

Y eso es algo que ha tenido un impacto en lectores como Seb, un joven de 26 años que entró en contacto con los cómics de Marvel al elegir un cómic de Wolverine vs Deadpool cuando era más joven.

Deadpool y WolverineWolverine y Deadpool han sido enemigos y camaradas como parte de los X-Men.

“De niño era una especie de marginado”, cuenta Seb.

“No soy muy bueno leyendo. Pero me gustan los cómics, porque me dan el tipo de visualización que mi mente necesita. La forma como veo las cosas tiene el aspecto de un cómic“.

Fue Deadpool, que dice groserías y a menudo le habla directamente al lector, el personaje con el que Seb conectó más.

“Todo parecía tener sentido. Era como un mundo que yo entendía en comparación con el mundo en el que vivía. Era mucho más fácil escaparse al universo Marvel”.

Cómics “sobrevalorados”

Pero ese universo se podía haber perdido para siempre cuando Marvel cayó en problemas financieros en los años 90.

“La industria de las historietas había estado demasiado sobrevalorada por años”, explica Murray.

“Los coleccionistas de cómics habían estado comprando muchas copias de los ejemplares, con la creencia de que iban a ser muy valiosos en 10-20 años, estaban invirtiendo”.

Portada del número 15 del cómic Amazing FantasyPara marcar su 80 aniversario, Marvel ha vuelto a imprimir el primer cómic que publicó en el que aparecía Spider Man.

La primera aparición de Spider-Man en el número 15 de la revista Amazing Fantasy (1962) se llegó a vender por US$1,1 millón y la primera aparición de personajes como los X-Men, Iron Man y El Increíble Hulk se han vendido por cientos de miles de dólares.

Ese no fue el caso de los cómics en papel de los años 90, porque Marvel y otras compañías imprimían millones de copias de los títulos.

El relanzamiento de los X-Men en 1991 fue publicado con cinco portadas diferentes, de las cuales ninguna sería excepcional.

Número 1 de los X-MenEl número 1 de los X-Men, publicado en 1991, es el cómic más vendido de todos los tiempos.

Murray añade que Marvel también asumió riesgos al penetrar en el negocio de los juguetes y el mercadeo, algo que no compensaba en aquella época.

Eso es lo que condujo a Marvel a vender los derechos cinematográficos de Spider-Man a Sony en 1999 por solo US$7 millones.

Y ese acuerdo es algo que Marvel ha tenido problemas para resolver.

El futuro de Marvel parece residir más en la pantalla (Black Panther fue nominada a mejor película en los Oscar de este año) que en el papel.

DC y otras empresas de la competencia también han llevado a sus personajes de cómic a las pantallas en los últimos años.

80 años contando historias

Eso no quiere decir que no habrá otros 80 años de cómics tradicionales en papel y digitales.

Murray dice que, cuando Marvel se adentró en su oferta cinematográfica, estaba claro que los productores de las películas habían hecho un “estudio real” de lo que funcionaba en el universo de los cómics de Marvel.

“Creo que el éxito de las películas de Marvel en las últimas décadas está estrechamente ligado a los 80 años de historia de Marvel, su vasta experiencia en el relato de historias y el desarrollo de sus personajes”, agrega.

Erica Henderson coincide: “Todo se reduce a aquellas historias originales“.

The AvengersThe Avengers (“Los Vengadores”) es el mayor éxito cinematográfico de Marvel y sigue ofreciendo nuevas aventuras en formato papel.

Murray admite que las ventas de cómics “no son lo que eran”, pero considera que es difícil que desaparezcan de las estanterías.

“El cómic en papel sigue siendo culturalmente significativo y relevante. Es una de las maneras en las que la gente disfruta las historias”, prosigue.

“Creo que siempre habrá cómics y estoy seguro de que, mientras haya cómics, Marvel tendrá su lugar en ese mundo”.

Share: