Ocho documentales ‘verdes’ para una noche de verano

Resultado de imagen para Ocho documentales 'verdes' para una noche de verano
Disfrutar de la luna sobre la arena fina de una playa paradisíaca, contar estrellas desde la oscuridad de la montaña, o mecerse en la brisa fresca nocturna después de un día tórrido. De las formas más diversas, el verano incita a disfrutar de la naturaleza, y la noche se convierte en ese refugio íntimo que durante el invierno no parece tan mágico.
Por Daniela Barrón/Planeta inteligente

Qué menos que devolverle al planeta alguna de esas noches de paz con una sesión de conciencia medioambiental, aunque sea, de momento, desde el sofá.

Mantener la esencia de esos momentos va a depender de lo sostenible que logremos que sea con pequeños detalles. Aquí van ocho grandes documentales para poner los pies en la tierra, primero, y aprender a cuidarla después:

1. La era de la estupidez. Para empezar, una inmersión brusca en lo que podría ser el mundo en el año 2055 si no empezamos a hacer las cosas de otra manera. Franny Armstrong grabó durante cuatro años las historias de personajes reales, que el protagonista contempla desde el futuro. Con estupor, busca el motivo por el que una especie como la humana se autodestruyó sin actuar sobre el desastre que llegaba, centrado en el cambio climático. Y lo hace mientras conserva el archivo de restos de la humanidad.

2. Una verdad incómoda. No es posible pensar en clásicos sobre el cambio climático sin recordar el documental en el que Davis Guggenheim recoge la visión del vicepresidente Al Gore. Óscars, premios de la crítica, grandes recaudaciones y, sobre todo, su inclusión en los programas educativos de Estados Unidos, le han otorgado una popularidad difícil de borrar con el tiempo. Si su misión era dar visibilidad al problema del calentamiento global, lo consiguió.

3. Océano Plástico. De este largometraje sobre el plástico en el fondo marino ha nacido una fundación con el mismo nombre, proyectos, iniciativas, récords de visionados en todos los idiomas y especialmente, un gran calado social de la urgencia que requiere erradicar este problema. El periodista australiano Craig Leeson abandera la lucha contra los plásticos de un solo uso y de tipo innecesario. A favor del reciclaje, del consumo responsable y sobre todo, de la coherencia.

*Océanos. Si estás viendo los documentales de forma consecutiva, aquí hay que hacer una pausa para respirar hondo y endulzar la vista. Océanos, de 2010, recorre mares y océanos filmando la maravilla que no vemos los humanos. Con un presupuesto que supera los 50 millones de euros y ocho años de rodaje, se convierte en una oda al agua y a los seres que viven en ella. Refuerza la conciencia medioambiental, pero desde el lado poético, con unas imágenes que le han valido premios.

4. Chasing Ice. Ahora que vamos instruidos sobre el cambio climático y las maravillas marítimas, podemos contemplar bajo otra visión un espectacular trabajo de 2012. James Balog, fotógrafo de National Geographic, recorrió el Ártico sembrándolo de cámaras time-lapse, que aglutinan miles de fotos para mostrar, en unos segundos, cómo han cambiado los glaciarles durante algunos años. Se evidencia su belleza pero también, los trágicos cambios que, poco a poco, los encaminan a su desaparición.

5. Planeta en peligro, o Years of living dangerously, que es su título original. De la alianza entre Acciona y National Geographic nació una serie de nueve capítulos producida por James Cameron, Jerry Weintraub, Arnold Schwarzenegger y el inversor de energía limpia y activista medioambiental Daniel Abbasi. Con la participación de numerosas personalidades que actúan como reporteros, recorre los efectos del cambio climático por medio de entrevistas a expertos y a la gente común que las sufre.

6.Antes de que sea tarde. El mundialmente conocido Before the flood, protagonizado por Leonardo di Caprio, que hace honor a su título de Mensajero de la Paz de la ONU. Bajo la dirección de Fisher Stevens y la producción ejecutiva de Martin Scorsesse, muestra los efectos del cambio climático que pudieron comprobar en un viaje de tres años alrededor del mundo. Además de reflexiones políticas sobre cómo hacerles frente, incluye las visiones de personajes de la talla del expresidente estadounidense Barack Obama o el Papa Francisco.

7. Chamán. Frente a las grandes superproducciones, este documental del cineasta salmantino David Gómez Rollán observa el fenómeno del cambio climático desde Mongolia. Allí, los pueblos nómadas se enfrentan a la difícil misión de mantener su vida mientras el planeta cambia. Los chamanes, los pastores y los habitantes de esta complicada geografía tienen su propia visión de un problema que no es exclusivo de los países desarrollados.

8.Minimalismo. Enseña que la felicidad no está en las cosas. El primer paso en las economías circulares es reducir la producción, y esto está ligado directamente al consumo familiar. Este alegato por la sostenibilidad se centra en quienes han aprendido a dar la vuelta a su vida, a vivir con poco, consumir lo necesario, luchar contra lo accesorio que provoca la sobreproducción y el exceso de basura. Quienes se han dado cuenta de que el sentido de la vida está en disfrutar, y no en tener. Es un broche feliz que muestra el camino por el que empezar a andar.

Share: