Tuxpan cumple este jueves 105 años de que fuera capital del Estado de Veracruz y sede de la comandancia general del ejército constitucionalista de Venustiano Carranza

En este puerto fue nombrado Gobernador Cándido Aguilar y Secretario de Gobierno Heriberto Jara Corona, el 20 de junio de 1914.
Por Ramón Rodríguez Rangel 

El General Cándido Aguilar al mando de la División de Oriente, se posiciona en el mes de mayo de 1914 de la plaza de Tantoyuca, por esos días por autorización del Primer Jefe Venustiano Carranza, fue nombrado Comandante de la Primera División de Oriente, el 9 de mayo Cándido Aguilar al frente del ejército constitucionalista sitió la población de Tamiahua que estaba al mando del teniente coronel Emilio Guillermín, quien se negaba a desalojarla argumentando que podrían los norteamericanos desembarcar tropas en ellas, pero ante la negativa del emplazamiento hecho por los carrancistas, Aguilar decidió tomar a sangre y fuego la población, la cual fue tomada el 18 de mayo de 1914.

La plaza de Tuxpan estaba resguardada en ese entonces por un jefe militar huertista de apellido Carranza; este militar al enterarse de la derrota que sufrió su bando en Tamiahua, decidió abandonar su ciudad y hubiera sido difícil a los constitucionalistas llegar a ella, si el general Agustín Millán con 300 dragones no intercepta al coronel Guillermín en la barra de Tuxpan, cuando se dirigía a dicha ciudad con el fin de posesionarse de ella la cual quedó así en poder del constitucionalismo en el mes de mayo de 1914.

Precisamente el 29 mayo de 1914 en el puerto de Tuxpan, el general Cándido Aguilar recibe un telegrama del general Pablo Gómez González, en el que le informa que el Primer Jefe Constitucionalista Venustiano Carranza, lo nombra Gobernador y Comandante Militar del Estado de Veracruz.

En Tuxpan el 20 de junio de 1914, Cándido Aguilar, Gobernador del Estado de Veracruz puso en conocimiento del pueblo sus primeros decretos: 1.- Que ha tomado posición como Gobernador y Comandante Militar del Estado de Veracruz, cargos que la Revolución Mexicana le ha otorgado. 2.- Que en uso de sus facultades como Gobernador ha nombrado Secretario General de Gobierno al Coronel Heriberto Jara Corona. 3.- Que provisionalmente los Poderes del Estado de Veracruz, residirán en el puerto de Tuxpan.

Fue solemne la protesta de los nuevos funcionarios y el homenaje al General Cándido Aguilar el mismo día 20 de junio, se realizaron actos musicales, se sirvió un espléndido banquete y finalmente en la noche  se efectuó un baile en La Lonja, ofrecido por el Estado Mayor.

El discurso oficial estuvo a cargo del tuxpeño Andrés de la Rosa, en cuyos párrafos se refleja la fe en la integridad revolucionaria del nuevo Gobernador: “El ciudadano Primer Jefe de la santa Revolución, el Gobernador Constitucional del Heroico Estado de Coahuila;  el firmísimo maderista y por lo tanto honrado modelo de patriota don Venustiano Carranza, nombra a muestro modesto General de Brigada, don Cándido Aguilar, Gobernador de la rica entidad veracruzana, y Tuxpan, este bello puerto, despreciado ayer por los tiranos; befado y escarnecido por los sicarios, se levanta fuerte luciendo el título de honor de capital del Estado, premio muy justo”.

Tomó posición de su cargo el General Aguilar, que ni por un momento desalentará la idea de la reivindicación de la causa noble perseguida con espartano entusiasmo por los hermanos inmolados en el norte bajo los fuegos malditos de los traidores que seguían a Victoriano Huerta, resaltó el orador porteño.

Más adelante dijo “¡Enorgullezcámonos tuxpeños, el General Aguilar velará por la suerte de nuestro pueblo; a él y a sus colaboradores toca cimentar la obra de vuestra generación y confiad en la probidad, en la honradez y en el acrisolado patriotismo de este muy digno Jefe del Ejército de la libertad y supremo guardián de vuestros destinos, el General de Brigada Cándido Aguilar!”.

Para resaltar después: ¡Viva la Revolución triunfante! ¡Viva el Gobernador ungido por auras de la libertad!

En Tuxpan, como capital del Estado, el Gobernador Cándido Aguilar, promulgaría las primeras leyes y decretos que históricamente iniciaban la expropiación petrolera.

(Con datos de La Revolución Permanente/Justo Manzur Ocaña)

Share: