Tuxpan volvió a iluminar el mundo en el Día del Niño Perdido

Por Inés García Nieto

 


 

En punto de las siete de la noche del miércoles 7 de diciembre de 2011, niños, jóvenes y adultos salieron a encender miles de velas y veladoras en calles y banquetas, para que el niño Jesús encontrara el camino que lo condujera con María y José, según la creencia porteña, por lo que este día Tuxpan volvió a rememorar el tradicional Día del Niño Perdido.

 

Al caminar por céntricas calles y calles aledañas del único municipio de Veracruz que tiene la tradición de encender cientos y miles de velas, se observaron personas mayores, adultos y niños luchando con el viento para que las flamas no se apagaran la noche del miércoles 7 de diciembre.

 

 

En el parque Reforma los alumnos del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (CETMAR), se preparaban para entonar villancicos, y en la plaza cívica alumnos de la escuela “Regina Nuñez”, y “Miguel Lerdo” representaban a María y José, los ángeles y a los pastores, mientras que los jóvenes de la Compañía de Teatro dirigida por Gustavo Garamendi, también salieron a celebrar esta bella tradición de Tuxpan.

 

La profesora Susana del Carmen Castillo opinó sobre esta tradición tuxpeña:

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Share: