AstraZeneca mete presión a Moderna y Pfizer con el precio de su vacuna del Covid

Una voluntaria en EE UU recibe una dosis de la vacuna de Moderna frente al Covid-19.

Una voluntaria en EE UU recibe una dosis de la vacuna de Moderna frente al Covid-19.

El laboratorio británico asegura que su producto solo costará unos pocos euros
Moderna anuncia un precio a partir de 27 euros

El País

Cómo, cuando y qué vacuna llegará a los ciudadanos para el Covid-19 es toda una incógnita. Los precios de las dosis también se desconocen, aunque ya comienzan a anunciarse algunos de ellos. Moderna situó ayer entre 27 y 31 euros su horquilla, que se puede abaratar cuanto mayor sea el pedido. Sin embargo, Pfizer ya ha comunicado que su producto será más barato y sobre todo el laboratorio británico AstraZeneca ha metido una enorme presión a la competencia, tras asegurar hace unos días que su vacuna tendría un coste de solo “unos pocos dólares”.

No obstante, la vacuna que los distintos países compren dependerá de una combinación de factores y no solo del precio. La iniciativa que llegue primero tendrá ventaja sobre las que aparezcan después (se espera que las primeras dosis puedan entregarse en otoño), aunque también será crucial la capacidad de producción del laboratorio (hacen falta miles de millones de dosis), la efectividad y la capacidad de cada país para negociar.

De momento, Moderna, Pfizer y AstraZeneca son los laboratorios que han tomado la delantera al resto de iniciativas, ya que las tres compañías disponen de vacunas en fase III, la última etapa antes de su aprobación, en la que se prueba la eficacia en miles de voluntarios. Otro de los gigantes del sector, Janssen (del grupo Johnson & Johnson), va justo un escalón por detrás. Así se destaca en la lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a fecha 31 de julio, en la que se recoge toda la investigación de vacunas frente a esta pandemia. Ese documento señala que hay ya 26 desarrollos en fase de testeo con humanos (en el que también se recogen las iniciativas de las compañías chinas y otras) en todo el mundo y otras 139 en etapas previas en laboratorio. Se trata de un esfuerzo titánico, ya que habitualmente la I+D puede tardar una década y en este caso se busca acortar el plazo a entre 12 y 18 meses, o incluso menos.

En el caso del producto de Pfizer y su socio Biontech tendrá un precio de 16,5 euros. El Gobierno estadounidense desembolsará alrededor de 1.950 millones por esta vacuna, según Evaluate Pharma. Esta firma calcula también que las de Janssen y la de la asociación de GSK y Sanofi tendrán un coste de alrededor de 10 dólares.

“Nos hemos comprometido a hacer que la potencial vacuna esté disponible para la mayor cantidad de países posibles sin ánimo de lucro durante el periodo de pandemia, para respaldar un acceso amplio y equitativo en todo el mundo”, justifica Luis Cordero, director de acceso al mercado de AstraZeneca, respecto al bajo precio que prevé su vacuna en I+D junto a la Universidad de Oxford.

La consultora especializada Evaluate Pharma situó el precio conocido ayer de la vacuna de Moderna en lo que bautizó como “un rango de lujo” y anticipó la polémica sobre ese importe teniendo en cuenta que diversas iniciativas públicas de EE UU han subvencionado con casi 1.000 millones de dólares los esfuerzos de investigación del laboratorio. Los responsables de la compañía, aun así, insistieron en que el precio podría ser inferior si los pedidos son grandes.

“Estamos trabajando con Gobiernos en todo el mundo y con otros para asegurarnos que la vacuna es accesible independiente de la capacidad de pago”, aseguró ayer en una conferencia con inversores el consejero delegado de Moderna, Stephane Bancel. La compañía avanzó además que está en conversaciones con varios países para acuerdos de suministro, agregando que ya ha recibido alrededor de 400 millones en depósitos para un eventual suministro.

Moderna es precisamente la farmacéutica que llegó a un acuerdo con Laboratorios Rovi por el que la cotizada madrileña se encargaría del llenado y envasado de millones de dosis de esta vacuna. Una labor industrial que el Ministerio de Sanidad quiere tomar como ventaja a la hora del suministro para España, pero todavía no está claro el cauce de negociación, que en principio recae a nivel de la Comisión Europea.

¿Más fabricantes de remdesivir?

Fiscales. Un grupo de fiscales generales de diferentes estados de EE UU, tanto de adscripción demócrata como republicana, instó ayer al Gobierno de Donald Trump a permitir que otras compañías fabriquen el tratamiento remdesivir frente al Covid-19 para aumentar su disponibilidad y reducir el precio del medicamento antiviral, producido por Gilead.

Precio. La coalición de más de 30 fiscales aseguró en una carta que Gilead “no ha establecido un precio razonable” para remdesivir. “Gilead no debería beneficiarse de la pandemia y debería presionarse para hacer más para ayudar a más personas”, se apunta en el texto. El fabricante está cobrando a la mayoría de los pacientes estadounidenses 3.120 dólares por un tratamiento completo. Gilead respondió en un comunicado que las acciones regulatorias propuestas no están autorizadas.

Share: