Edson Arantes Do Nascimento Pele of Brazil celebrates the victory after winnings the 1970 World Cup in Mexico match between Brazil and Italy at Estadio Azteca on 21 June in Città del Messico. Mexico (Photo by Alessandro Sabattini/Getty Images)
Hace 50 años, la selección del rey Pelé derrotó en la final del Mundial a Italia y puso el broche a un campeonato considerado el mejor de la historia
El País

El cuarto gol de Brasil en la final de México 70 (4-1 a Italia) resume la supremacía de un campeón del mundo que conquistaba su tercer título y la jerarquía de un Mundial que 50 años después aún es reconocido como el más apasionante de la historia. Aquel 21 de junio, hace ya medio siglo, el Brasil de O Rei Pelé, de los cinco dieces, del talento individual, homenajeó también con ese último tanto al juego colectivo. En 30 segundos intervinieron todos los jugadores de campo menos Brito y Everaldo para la diana de Carlos Alberto, que cerró un campeonato legendario.

Italia, protagonista estelar de la semifinal contra Alemania (4-3), la de los cinco goles en la prórroga, dio la cara en esa final y, a su manera, con marcajes individuales y buen dominio del contraataque, fue un digno rival. Empató con un tanto de Boninsegna el maravilloso primer gol de Pelé. El cabezazo perfecto. Burgnich, su marcador, comentaría que había saltado con el 10 pero que cuando él regresó a la tierra el brasileño aún estaba colgado en el aire.

En la última media hora la Canarinha impuso el mazo del más fuerte. El que había mantenido desde su primer partido contra Checoslovaquia (4-1) y le había servido para derrotar sucesivamente a tres selecciones campeones del mundo: Inglaterra (1-0) en un duelo extraordinario con la parada de Banks incluida, Uruguay (3-1) e Italia (4-1). En México 70, un Mundial inolvidable, Brasil se hizo eterna.

Share: