Petra Hlousková expone Sentimientos y Realidades de Tuxpan

Por Inés García Nieto

 


Con el asombro de un niño que disfruta libre de la belleza natural, con la mirada de una mujer nacida en tierras lejanas, con la sensibilidad del artista que busca tocar la conciencia del hombre actual, Petra Hlousková pintó la vida urbana, el río y los ocasos de Tuxpan.

 

La joven checa que a los 23 años llegó a la ciudad de México  para estudiar pintura, está exponiendo parte de su obra –alusiva a Tuxpan-, en el Museo de Arqueología de esta ciudad, ubicado en la planta baja de la biblioteca y frente al recién remodelado y hermoseado parque Reforma.

 

Tras inaugurar su exposición de pintura en óleo, el sábado 31 de marzo de 2012, la joven de 32 años explicó al público porteño las razones que la llevaron a plasmar la imagen del niño que vende diferentes artículos en la calle, la mujer que se impone al quemante sol del trópico cargando un pesado bulto donde está el pan de cada día de su familia, el hombre de sombrero de mirada reflexiva, la belleza del río Tuxpan y los variados paisajes de esta ciudad-puerto.

 

 


Entrevistada por Expreso de Tuxpan, la artista habla de su obra y lo que la inspira a ser mejor ser humano:

 

Me duele el corazón ver el sufrimiento de los niños vendiendo en la calle, eso no ocurre en mi país. En Checoslovaquía los niños tienen derechos y el gobierno vela porque ellos estudien y vivan como niños; a los padres se les apoya para que el niño no tenga privaciones de nada, pero aquí están solos y eso me afecta.

 

Tras decir que como artista, quiere crear conciencia para que esto no pase más, Petra Hlousková señala: también quiero que las personas vuelvan los ojos a la belleza natural de Tuxpan. Tuxpan tiene lugares preciosos, que yo creo, los tuxpeños por tanto verlos ya no los disfrutan como la gente que viene de fuera, como yo por ejemplo.

 


Petra Hlousková desde pequeña mostró el interés por dibujar como pasatiempo, en su adolescencia se inquietaba con aprender técnicas de dibujo. Al llegar a la mayoría de edad quiso emprender estudios de artes plásticas a los cuales su padre Miroslav, maestro y artista del vidrio checo, insistió en que estudiara el arte del dibujo sobre vidrio. Sin embargo esta opción no le apasionó y decidió estudiar gastronomía: otra actividad que también le apasionaba, pero alejándose de su primera opción.

 

Con el tiempo descubrió que el goce por el dibujo siempre la acompañaría y aunque se dedicara de tiempo completo a la gastronomía, en su tiempo libre empezó a ser autodidacta.

 

A los 23 años ya radicaba en la ciudad de México, tras dejar su país por la depresión económica postcomunista. Fue entonces cuando decidió ingresar al Centro de Capacitación pata el Trabajo Industrial (CECATI) en la colonia Condesa, donde el maestro José Antonio Ayala le transmitió la pasión de vivir por el arte y la tenaz paciencia por conseguir el acertado detalle en la técnica de pintura con óleo.

 


En sus primeros años de práctica profesional como artista plástico, se influenció con las corrientes del arte moderno admirando la obra de pintores como Frida Kahlo, Vladimir Komárek y el español Abel Paredes, influenciando su pintura en un lenguaje más abstracto, como es la serie de Mis Sentimientos –amor-ira-tranquilidad-miedo-2003-2005.

 

La pintora checa tiene el proyecto de ampliar esta serie, ya que la cultura mexicana le inspira a utilizar colores vivos.

 

Su obra más importante hasta el momento, es la realizada para el hotel Holiday Inn Tuxpan, en torno al tema Tuxpan y sus Caminos, donde muestra en cada cuadro la belleza exuberante del territorio, en paisaje, frutas, personas, comidas, tradiciones.

 

La exposición pictórica de Petra Hlousková titulada Sentimientos Realidades de Tuxpan inició en 2006 y continuó en 2012, donde su pincel de vivos colores muestra, sin recato ni límites, su afecto por la tierra de los bellos atardeceres.

 

La exposición es promovida por el gobierno municipal que preside Alberto Silva Ramos, a través de la dirección de Educación y Cultura municipal, estará abierta al público porteño y a los visitantes todo el mes de abril en el Museo de Arqueología.

      

 

.         

Share: