Prendido Concierto X el Amor y la Amistad

Solo Dios llena el vació en vidas y corazones
Por Inés García Nieto
El frío y la llovizna del sábado 12 de febrero no congelaron el entusiasmo, la alegría y el arte de decenas de jóvenes cristianos, que esa tarde se dieron cita para celebrar de manera anticipada el Día del Amor y la Amistad.
“El Concierto X el amor y la amistad” fue realizado en el auditorio de la Unión Ganadera Regional del Norte de Veracruz (UGRNV), sitio que desde la mañana empezó a ser adornado por diestras y jóvenes manos que apoyadas unas a otras, colocaron un gran corazón al centro del escenario, y a los lados enormes moños dorados, objetos que simbolizan el sentimiento más desinteresado y noble entre los hombres de la era actual.
El concierto arrancó a las 7 de la noche con cantos de alegría y gratitud dedicados al Dios creador del Cielo y la Tierra, por los que los grupos de alabanza e invitados se levantaron de sus butacas para corear a todo y afinado pulmón:
“El único motivo para vivir, eres tú mi Señor; Mi única verdad está en ti, eres mi luz y mi salvación…Mi único amor eres tú Señor y por siempre te alabaré ¡EEres Todo Poderoso, Eres Grande y Majestuoso! ¡Eres Fuerte Invencible, y no hay nadie como tuuuuuú!
Como anfitrión del amoroso evento, el pastor Rubén Alarcón preguntó a los presentes gritando feliz.- ¿Quién Vive? El público respondió.- ¡Cristo!.- ¿A su nombre?.-¡Gloria! ¿Y a sus hijos? La ¡Victoria!
Agregó acompañado del grupo Adonaí:
Así es hermanos, como creyentes sabemos que Dios es amor y por ese amor tenemos Victoria, y por eso declaramos que el invitado especial este día es el Espíritu Santo. A Él todo honor y toda gloria, y a ustedes hermanos de las iglesias Restauración Comunidad Cristiana, Emmanuel, Jesús el Mesías y la Iglesia Denominacional, también les damos la bienvenida.
La alabanza volvió a escucharse, y la pastora Águeda Hervert volvió a dar la bienvenida a todos los cristianos que el sábado pasado minimizaron la presencia del  mal tiempo del frente frío número 26, quienes arropados de pies a cabeza con capas, rebozos, abrigos, suéteres, gorros y bufandas, salieron a gozarse con cantos de júbilo y adoración a Dios, como una forma de demostrar amor a quien pide en la Biblia, “amarse los unos a los otros”.
Como obedientes cristianos, los grupos de alabanza de las diferentes iglesias esperaron atentos y gozosos su turno de participación, mientras que niños, jóvenes y adultos se preparaban para actuar en dramas cortos a través de la mímica, quienes invitaban a los presentes a no tomar la improvisación como norma de vida, sino más bien reflexionar en la importancia de la organización y la planeación para tener mejores resultados a nivel personal, profesional y social.
El sketch del “Restaurante” gustó mucho a los espectadores, así como el relacionado con el tema del “pecado”, pues se afirmó: “Una vez que este mal toma su lugar en casas, oficinas, escuelas y otros sitios en forma de robo,  adicción y otras malas acciones, no hay forma de sacarlo de la vida de sus rehenes, en este caso los jóvenes”.
Correspondió al pastor Noé dar un mensaje a los presentes, quien dijo que como verdaderos creyentes en Cristo deben volver la vista hacia los ciento de jóvenes que viernes y sábado hacen del boulevard, su único sitio de entretenimiento.
Aseveró que estos chicos toman cerveza y licor porque necesitan llenar el vació y la tristeza que hay en su corazón, y si los verdaderos cristianos no son capaces de buscarlos en ese lugar, por lo menos deben orar por ellos, así como no repetir los errores de ofender a niños y jóvenes, o en otros casos ignorarlos porque las tentaciones son muchas y muy peligrosas en el mundo exterior.
Pidió a los presentes levantarse de las cómodas butacas para orar por los jóvenes cristianos, y a ellos recordó que solo en Jesús hay amor, libertad y justicia, y que estas bendiciones solo se logran a través de la declaración de fe, cumpliendo los mandamientos que vienen en la Biblia, y dando verdadero amor al prójimo.
Al final del concierto, justo cuando los jóvenes “Legionarios de Cristo “ alababan a Dios con una rítmica melodía, cuando músicos y creyentes estaban prendidísimos cantando, saltando y alabando a Dios por tantas bendiciones, quien robó cámara con la ejecución de los bongoes fue el levita Daniel del templo “Puerta de Salvación”, pues como una forma de dar gracias a Dios por el reciente nacimiento del pequeño Emmanuel, se colgó dos tambores al cuello, e invadido de gozo y la felicidad contagió a los presentes con su ritmo salido de dedos y palmas de las manos. Otros levitas, motivados por la algarabía que impregnó el lugar, volvieron a subir al escenario a dar lo mejor de sí. Uno de ellos fue el joven Miguel, estudiante de la facultad de Música en Xalapa y felizmente cristiano.
En el cierre del evento, al filo de las 11 de la noche, cantantes y músicos presentes se tomaron de las manos, y levantándolas al cielo aceptaron el reto de echar fuera de sus mentes y sus corazones todo sentimiento de egoísmo, envidia y división, pues saben que los dones son dados por Dios para servir a Él de diferentes formas. Se les instó que como verdaderos cristianos, actúen con sabiduría para ser agradables a Dios cada día, y Él los reciba como perfume agradable y fresco a sus pies…

Share: