Expreso de Tuxpan

Noticias sobre Tuxpan Veracruz y la Huasteca

Todas las voces

Por  Andrés Timoteo /Texto Irreverente/Notiver

La permanencia de Miguel Ángel Yunes Márquez a los escenarios políticos sorprendió a los que esperaban que la derrota electoral era el fin de su carrera pública, entre ellos los que comenzarán a gobernar a la entidad. Es cierto, el exalcalde de Boca del Río fue superado el primero de julio, pero no lo hizo Cuitláhuac García sino Andrés Manuel López Obrador pues los resultados electorales de Veracruz fueron parte de un fenómeno inédito en la historia nacional.

Aún así, la diferencia en las urnas fue de 212 mil votos. El candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en boleta, Cuitláhuac García tuvo una votación histórica de un millón 665 mil sufragios, pero también fue histórico el acopio para Yunes Márquez de un millón 453 mil de papeletas, pero éstos últimos son votos del boqueño y los primeros son votos del tabasqueño, no del jalapeño García Jiménez.

Incorporado a la fórmula que seguramente será electa para conducir al Partido Acción Nacional (PAN) en los próximos años, Yunes Márquez tiene el asidero para conducir la oposición política en Veracruz. Esto a diferencia del excandidato priista, José Yunes Zorrilla, quien no ha superado el suceso electoral y sigue encerrado en el rancho de su padre, en Perote, con una depresión que trata de controlar con prozac y trazodona, según los bien enterados, el panista está en la brega a tres meses de los comicios.

Poseedor de un apoyo popular superior a que recibió su padre, el actual gobernador, en el 2016, el exalcalde boqueño se ubicará como el eje que aglutinará la oposición política, pero también será el contrapeso contra las ansias de un absolutismo. Deberá, eso sí, liderar una disidencia inteligente y documentada que ponga bajo la lupa cada acción de gobierno, la fiscalice y la informe a la población.

Para ello no es necesario el pleito ni la estridencia sino la supervisión precisa que sirva para equilibrar el quehacer gubernamental con sobriedad y certitud.  No es un secreto que Morena buscará reeditar el viejo presidencialismo absoluto y, a nivel local, la gubernatura feudal, y por eso se necesitarán los diques para acotar tal pretensión. De ahí que la presencia de Yunes Márquez es incomoda para los que asumirán el poder y hasta les asusta, pero necesaria para el contexto democrático.

Y en esa tesitura no solo el excandidato panista es necesario en el escenario veracruzano ya que son igualmente importantes otras voces que sirvan para el escrutinio del quehacer público como la del senador Dante Delgado Rannauro quien tuvo la voluntad política para que el Movimiento Ciudadano se sumara a la alianza que hizo frente a Morena. También la de propio Yunes Zorrilla quien debe superar el shock y regresar a la faena política para demostrar que sabe andar en tiempos contrarios.

Los dos tienen la obligación política de ser contrapesos para que no se repita lo sucedido en el sexenio 2010-2016 cuando la oposición se desvaneció y casi todas las voces que debieron denunciar lo que pasaba bajo el gobierno de Javier Duarte callaron y hoy se siguen pagando las consecuencias de esa indiferencia y silencio.

-De paso, Yunes Zorrilla debe ayudar a su partido, el Revolucionario Institucional, para salvarlo de las fauces del innombrable que pretende adueñarse de los despojos. Vaya, hasta el oscuro Juan Carlos Molina Palacios se autoerige como el demócrata del priismo local y aspira a convertirse en su dirigente. ¿Ya lo ven?, la falta de liderazgos de calidad en el tricolor da pie a que los indecorosos se disfracen de próceres-

Pero volviendo al tema inicial, no hay que pasar por alto que en los doce años del fidelato y el duartismo, una de las escasas voces que se mantuvo como oposición firme y documentada fue la de Miguel Ángel Yunes Linares. Sin su denuncia puntual, hoy Duarte de Ochoa estaría despachando como senador o viviendo a cuerpo de rey alternando sus estancias en sus residencias de México y el extranjero. Ahora le toca a Miguel Ángel Yunes Márquez esa tarea, impedir otra satrapía en Veracruz.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print