El barco alemán de la I Guerra Mundial que fue encontrado hundido frente a las costas de las islas Malvinas/Falkland

Imagen del SMS Scharnhorst

El SMS Scharnhorst fue nombrado en honor al jefe del Ejército de Prusia durante las guerras napoleónicas.

Redacción BBC News Mundo 

Jugó un papel clave en la batalla de Coronel o del Día de Todos los Santos que enfrentó en 1914 en aguas territoriales chilenas a la Real Armada Británica y la Armada Imperial Alemana. Pero, poco después, el crucero acorazado alemán SMS Scharnhorst conocería la derrota y desaparecería en el fondo del mar.

105 años después, los restos del buque insignia del escuadrón de Asia Oriental comandado por el vicealmirante Maximilian Graf von Spee fue hallado en las costas de las islas Malvinas/Falkland.

La nave fue hundida el 8 de diciembre de 1914 con más de 800 hombres a bordo, incluyendo al propio vicealmirante Von Spee.

Mensun Bound, el líder de la misión de exploración que encontró el acorazado, calificó como “extraordinario” el momento de su hallazgo.

“Cazando sombras”

“Con frecuencia estamos cazando sombras en el lecho marino, pero cuando el Scharnhorst apareció por primera vez, no tuvimos duda de que era un barco de la flota alemana”, dijo.

El proceso de búsqueda fue filmado por la empresa audiovisual TVT.

“Repentinamente, la nave surgió de entre las sombras con sus grandes cañones apuntando en todas direcciones”, señaló.

“Como nativo de las Falklands y como arqueólogo marino, un descubrimiento de tanto significado es un momento conmovedor e inolvidable en mi vida”, agregó.

Imagen del naufragio del SMS Scharnhorst.Falklands Maritime Heritage Trust / TVT Production
El naufragio fue hallado a unas 98 millas náuticas al sureste de Port Stanley.

La búsqueda del SMS Scharnhorst empezó hace cinco años, coincidiendo con el 100 aniversario de la Batalla de las Malvinas/Falklands, pero inicialmente resultó infructuosa.

Los equipos de rastreo reanudaron sus operaciones este año, utilizando un barco para exploración submarina, el Seabed Constructor, y cuatro vehículos submarinos autónomos.

Al tercer día de búsqueda encontraron el SMS Scharnhorst a una profundidad de 1.610 metros.

El lugar del naufragio no fue tocado durante la operación y el Falkland Maritime Heritage Trust busca que sea formalmente protegido por ley.

El SMS Scharnhorst comenzó a navegar en 1906 y en 1909 fue asignado al escuadrón de Asia Oriental, que estuvo operando en el océano Pacífico hasta el inicio de la I Guerra Mundial.

De la victoria a la derrota en cinco semanas

La batalla de Coronel fue la primera derrota de la Real Armada Británica durante la I Guerra Mundial.

También fue devastadora. Los alemanes hundieron dos de las cuatro naves británicas, causando la muerte de 1.600 tripulantes. Ningún alemán perdió la vida.

Pero la respuesta británica no se hizo esperar.

La marina británica envió barcos desde el mar del Norte hasta el Atlántico Sur, donde se enfrentaron con los alemanes frente a las islas Malvinas/Falkland cinco semanas más tarde.

Imagen de un cañón del Scharnhorst.Falklands Maritime Heritage Trust / TVT Production
El lugar del naufragio no ha sido tocado pues se busca su mejor preservación.

El escuadrón británico persiguió y atacó al alemán. Las naves HMS Inflexible y HMS Invincible causaron un daño sustantivo al SMS Scharnhorst, haciendo que se hundiera con sus 860 tripulantes a bordo.

Luego, los barcos británicos continuaron la persecución de las naves alemanas restantes.

Entre las víctimas se encontraban también los dos hijos del vicealmirante Von Spee: Heinrich, a bordo del SMS Gneisenau y Otto, a bordo del crucero ligero SMS Leipzig. En total, 2.200 marinos alemanes murieron en la batalla.

La familia Von Spee consideró que el hallazgo del naufragio era “agridulce”.

“Nos consuela saber que ha sido hallado el lugar de descanso final de tantas personas y ahora puede ser preservado, al mismo tiempo que es un recordatorio del inmenso desperdicio de vidas”, dijo Wilhelm Graf von Spee.

“Como una familia que perdió un padre y sus dos hijos en un mismo día. Como las miles de otras familias que sufrieron pérdidas inimaginables durante la I Guerra Mundial, los recordamos y debemos asegurarnos de que su sacrificio no fue en vano”, agregó.

El vicealmirante Von Spee fue tratado como un héroe en Alemania por no haberse rendido y en 1934 un nuevo acorazado fue bautizado con su nombre.

La batalla de las islas Malvinas/Falkland tuvo un efecto duradero en la I Guerra Mundial porque como resultado de ella el escuadrón de Asia Oriental, la única formación alemana permanente desplegada en el extranjero, dejó de existir y no pudo volver a asaltar barcos comerciales.

Share: