Los hijos fuera de matrimonio de Peña Nieto

Enrique Peña Nieto aceptó hacer pública su vida privada. Él entregó la llave. No podrá exigir ahora que la gente no entre. Y creo que serán millones los interesados en echar al menos una miradita.

 

 LA HISTORIA EN BREVE/ Ciro Gómez Leyva

 


El candidato del PRI reveló en una entrevista que tenía dos hijos fuera de matrimonio. Al bordar sobre el tema provocó que Maritza Díaz, madre de uno de ellos, lo encarara en las redes sociales para llamarlo mentiroso y acusarlo virtualmente de abandono.

 

La otra madre no ha hablado, pero podría hacerlo en cualquier momento. Se comenta que viene en camino un libro con su testimonio, y si no es así, más de un reportero se habrá lanzado a conseguirlo. Quizá esa fue la razón que llevó a Peña Nieto a adelantar la información para tratar de hacer un control de daños anticipado.

 

Malas noticias, en cualquier caso, para el mexiquense. A la percepción de inculto se sumará la de padre desobligado que, por conveniencia política, ocultó primero y desveló después la existencia de los hijos extramatrimoniales.

 

Desconozco qué tanto esto último pueda mermar su ventaja en las encuestas y quitarle confianza y reflejos. Y desconozco, desde luego, si lo que ya sabemos es sólo la punta del iceberg de su vida sentimental, íntima, privada. La única certeza es que ese mundo “íntimo” es público gracias a él.

 

Adiós al sosiego. Claro que en campaña no faltará el asesor que recurra a El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, y le suelte el clásico: “Hay algo peor a que hablen de ti, y es que no hablen de ti”.

 

Son malas noticias para el Peña Nieto presente y futuro. Más allá de las encuestas y la victoria electoral. Porque estas historias casi nunca valen lo que cuestan.

 

Share: