Los bomberos desarmados contra un gran incendio o explosión
Por Ramón Rodríguez Rangel
Tuxpan desarmado contra grandes incendios o alguna explosión industrial, así lo consideran bomberos de este lugar, quienes afirman que la ciudad requiere de tres estaciones de bomberos, no una como hace 30 años, además seis carros tanque y bomba, trajes térmicos especializados y sobre todo infraestructura contra incendios en la zona urbana, que a la fecha es inexistente.
Con más de trece mil  toneladas de combustibles almacenados en tanques en el contorno de Tuxpan, con edificios, hoteles, escuelas, mercados y hasta la Presidencia municipal sin hidrantes en funcionamiento, y sin la aplicación de la norma estricta contra incendios, la ciudad  puede ser presa de las llamas en cualquier momento, encontrándose con un cuerpo de bomberos municipales, insuficiente y sin el mínimo equipo necesario para una respuesta pronta y eficaz.
Valente Casarrubias Chávez,  jefe de guardia, y Armando  Pérez  Jiménez, jefe de mantenimiento, cuestionan el que como nunca ha ocurrido en el Tuxpan contemporáneo un siniestro de grandes proporciones, exista exceso de confianza, desinterés, desidia y negligencia con respecto a preparar a la ciudad al  100 por ciento contra cualquier eventualidad, incendio o explosión.
Por ello proponen que además de construir más estaciones de bomberos, de equiparlas, y de construir una sistema de hidrantes que pudieran estar conectados hasta en el río, una revisión estricta donde no quepa la corrupción, y donde puedan participar los mismos bomberos de las instalaciones industriales, comerciales, educativas, así como de oficinas públicas, empresas, mercados, centros de reunión y diversión, grandes edificios y hasta hospitales, para verificar no solo que cuenten con equipo y sistema contra incendios, sino también instalaciones eléctricas y medidas de seguridad industrial.
Los bomberos lamentaron el que las calles de Tuxpan se encuentren como hace  50 años, cruzada por cablerios de líneas eléctricas y de teléfonos que obstaculizan aun más la operación de rescate y contra incendios en caso de una emergencia, ya que bloquean el paso de los grandes carros, por lo que consideraron, la ciudad se tiene que modernizar y quitar de arriba de las calles la maraña de cablerio.
Puntualizaron que un punto de alto riesgo que hay en la ciudad, son las instalaciones eléctricas porque se colocan sin tomar en cuenta la norma y las medidas para evitar cortocircuitos, los que generan muchas veces incendios en establecimientos y en casas habitación.
Detallaron que se requieren dos estaciones de bomberos más, porque en caso de un siniestro en la barra norte o en la zona industrial, los camiones de bomberos tardarían en llegar al lugar por lo menos 15 minutos, si el tránsito lo permite, por lo que hace falta una estación en la ruta a la playa y otra en Santiago de la peña.
Precisaron que los bomberos cuentan con solo 2 carros tanque y bomba, que ya están viejos y que no son suficientes, por lo mínimo requieren de 6 unidades más, pero que no sean chatarras, porque informaron que a los bomberos históricamente siempre les han mandado los desechos, los carros que ya no sirven y uniformes desechables, que solo sirven para la fotografía en la ceremonia de entrega.
Reiteraron la gran necesidad de construcción de hidrantes, explicando que los dos o tres que existen prácticamente están de adorno porque ya no funcionan. También destacaron que existe la coordinación y el apoyo de cuerpos de bomberos como los de PEMEX de la barra, pero que los bomberos de Tuxpan tienen que estar equipados y preparados para cualquier problema que se suscitara.
Respecto a la preparación mencionaron que a falta de apoyo externo, ellos mismos están llevando cursos de capacitación interna, para estar en las mejores condiciones en cuanto a operatividad se refiere, para cualquier emergencia.
Los trajes que usan los bomberos se los compraron ellos mismos. Estos lucen viejos y deteriorados, el más nuevo tiene más de 15 años. Estos héroes civiles carecen de seguro de vida, pero la ofrecen por la seguridad de la comunidad, ahora en este nuevo gobierno ya no se les utiliza como chapeadores de hierbas o acarreadores de tierra, como en la administración anterior, ya el alcalde Alberto Silva les entrega despensas y los saluda de mano a todos los integrantes, pero falta mucho más para que los tuxpeños podamos dormir tranquilos.

Share: